sábado, 10 de julio de 2010

Buscando a Nemo




De todo el guión de la película "Buscando a Nemo" me llamo mucho la atención cuando Merlín y Dory estaban en el interior de la ballena al momento que empieza a vaciarse y Merlín dice: "Ya está medio vacío" y Dory contesta: "Pues yo lo veo medio lleno."

Es obvio que Dory era mas positiva que Merlín. ¿Y tu como miras la vida como un vaso medio vacío o un vaso medio lleno?.

La película es de las mejores que he visto, trae un buen mensaje tanto para niños y grandes.
La película cuenta el increíble aventura de dos peces - Merlín y su hijo Nemo - que se ven obligados a separarse en la Gran Barrera de Coral, ya que Nemo es capturado por un buceador. El pobre termina en la pecera de la consulta de un dentista desde la que se divisa el puerto de Sydney.
Nemo

Merlín, con la ayuda de una simpática pero despistada pez llamada Dory (que carece de memoria inmediata), se embarca en un peligroso viaje. El precavido padre acaba convirtiéndose en el héroe de una verdadera travesía cuyo fin es rescatar a su hijo.

A pesar del miedo que tiene Merlín al océano no lo piensa dos veces, deja a un lado la desesperación que siente y se lanza a una búsqueda frenética para encontrar a su hijo. Se encuentra con Dory el único problema es que Dory tiene muy mala memoria y se olvida enseguida de las cosas. Esta extraña pareja acuática se lanza a una misión imposible. Y hay que reconocer que sin Dory, Merlín nunca hubiera encontrado a su hijo.

El amor de Merlín por su hijo es muy grande que fue capaz de atravesar el océano con tal de no perder el único ser que le había quedado. Recordemos que Merlín perdió a su esposa y a sus chorrocientos hijos, es por eso que Merlín es muy sobre protector; pero el va ha aprender que no lo puede proteger para toda la vida y tiene que dejarlo crecer....y Nemo aprendió la lección de no volver a desobedecer a su padre, se hubiera ahorrado muchos problemas si el le hubiera hecho caso a su padre.



Sin Dory la película no hubiera tenido chiste, es mi personaje favorito. Su memoria fue mucho mejor cuando es tubo siempre junto a Merlín, tanto así que casi al final cuando Merlín se separa de ella, lo olvido todo, pero sabíamos que el fondo del corazón de Doris los recuerdos estaban ahí. A lo largo de la película, Merlín aprendió a confiar en su gran amiga.


Algunas frases de la pelicula:

Dialogos


* " ¡Le prometí que no le ocurriría nada! "
* " ¿A quién se le ocurre prometer eso? No puedes impedir que le pasen cosas. "

* " Hola, me llamo Dori y creo que no he comido un pez en toda mi vida. * (entre aplausos) " Viva! Muy bien! "

* " Uff..menos mal, me he quitado un peso de encima. "´ (En el interior de la ballena al momento que empieza a vaciarse)Merlin: "Ya está medio vacío" *Dory "Pues yo lo veo medio lleno."

* (En el interior de la ballena, cuando Dori "Traduce" lo que la ballena dice) * "Claro, esa esta un poco difícil. O quiere que nos coloquemos detrás de la garganta o quiere un capuccino helado"


Te ofrecemos algunas imágenes de la pelicula. Encontrarás alguna curiosidad que te mostrará los entresijos de la animación por ordenador.





domingo, 4 de julio de 2010

WALL-E

Esta pelicula ya me la habia contado un amigo asi que decidí investigar un poco mas de la pelicula y publicar un poco de lo que trata. Despues de investigarla me dan ganas de verla.... porque aun no he visto la pelicula. Se mira tan tierno Wall-e.....




Mientras que en el año 2010 la humanidad decide abandonar el planeta a través de un lujoso crucero estelar, huyendo de la contaminación mundial que ha terminado con la capa de ozono y permitiendo el arribo de fuertes descargas solares, el pequeño robot WALLY-E es el encargado de limpiar los desechos acumulados durante siglos y siglos, con la intención de restaurar el ecosistema y hacer habitable de nueva cuenta a la Tierra.

Una película que tratará de hacer conciencia ecológica entre el público de todo el mundo. 

Cuando WALLY-E se convierte en el único robot que queda en el mundo, acompañado únicamente de una simpática cucaracha, así como de música y videos de baile, es visitado por una nave espacial de la que sale Eve, una robot exploradora de alta tecnología, quien rastrea algún vestigio de vida, topándose con el limpiador, con quien entabla amistad y un sentimiento de amor, por lo que juntos emprenden esta singular aventura fílmica que cuenta con la participación musical de Peter Gabriel con el tema Down to Earth, que se une a esta odisea de sobrevivencia.

nos lleva a un fantástico viaje en el que también toca de forma crítica el tema de la obesidad que actualmente aqueja a las sociedades modernas, en especial a las de Estados Unidos y México, que ocupan los primeros lugares a nivel mundial en cuanto a ese problema de salud se refiere.

Apenas han transcurrido unos diez minutos de película y, quien más y quien menos, ya siente algo por un personaje que, pese a carecer de rasgo orgánico alguno y contar con una más que limitada fisonomía, se asusta, se sorprende, se apena… y hasta se descalza (todo un logro teniendo en cuenta que Wall-E no tiene zapatos, ni mucho menos pies).



Hay atardeceres, música dulzona, arrumacos (más o menos frustrados). 

Pero nada de eso es suficiente para un filme desarrollado por un estudio maestro y más que acostumbrado a un cine“de retos”

Ejemplo del cual es, sin ir más lejos, la anterior película de Andrew Stanton como director, Buscando a Nemo (Finding Nemo, 2003).¿Qué mayor reto que el de tener que encontrar a tu hijo en tierra firme cuando eres un pez que vive en alta mar y ni siquiera sabes que la tal tierra existe? ¿O el de un grupo de juguetes que han de rescatar a uno de los suyos de las garras de un psicópata mata-juguetes? ¿O el de una rata decidida a convertirse en chef de un selecto restaurante francés? Queda claro que los retos de Pixar no son cualquier cosa. 



Es por eso que cuando el reto o, si se prefiere, el conflicto principal llega al universo de Wall-E, lo recibimos con anticipación, si bien en cierta forma nos pesa abandonar esa plácida, bellísima y concisa clase maestra en comunicación no verbal que nos deparó el primer tramo del filme.