sábado, 27 de agosto de 2011

El gigante de hierro

 Hola se acuerdan de este película, fue nominada al Premio Nébula al mejor guión y al Premio Hugo a la mejor obra dramática. Es una adaptación libre de un libro infantil de Ted Hughes
Muy buena, es una lastima que no tuvo gran exito como otras película, el humor es bueno y muy diferente a otras que vemos en la TV, creo que la mejor película animada que tiene la Warner Bros y muy original. Si me equivoco y si hay otra mejor que tiene la warner solo díganmelo en los comentarios.Y además me gusto mucho el mensaje que tiene, la sincera amistad entre un robot y un niño, la libertad del hombre para optar por el bien o el mal. Aun desconociendo la verdadera naturaleza del gigante, que ha sido concebido como un arma mortífera, el niño le dice: "tú puedes elegir" esas palabras se convierten en la decisiva para que el gigante deje de atacar a los militares y se sacrifique por el bien de la comunidad.

Cuenta la historia de cómo el pequeño Hogarth Hughes (un niño a mi parecer un poco influenciado por ver mucha TV) descubre a un amnésico "hombre de hierro" caído del espacio, y lo salva de la electrocución. Agradecido, el infantil Gigante se hace amigo suyo. Hogarth, con la ayuda del beatnik Dean, se ve obligado a detener a una fuerza militar dirigida por un general y su egocéntrico agente federal en su paranoica intención de encontrar y destruir al gigante.
En la historia hay abundantes referencias a la Guerra Fría, el macarthismo (ha sido acuñado para describir específicamente la intensa persecución anticomunista que existió en Norteamérica desde 1950), películas educativas como Duck and Cover (es un documental realizado que muestra con un personaje animado de una tortuga llamada Bert como protegerse ante una explosión nuclear) y las películas de ciencia ficción de la época.
Tuvo un gran éxito de crítica, pero los resultados en taquilla fueron bastante malos, recaudando sólo 23 millones de dólares en Estados Unidos. Este fracaso pudo deberse en parte a la publicidad que le hizo la Warner, tras oponerse el director Brad Bird con uñas y dientes a convertirla en la típica película al estilo Disney con personajes cantarines, animales parlanchines como secundarios, etc. 
Recaudó 80 millones en todo el mundo, con lo que cubrió sobradamente su presupuesto de 48 millones.