sábado, 27 de abril de 2013

Reto visionario: LA LEYENDA DE 1900

Hola estamos en otra reseña del reto visionario organizado por: En mi estantería, El secreto mejor guardado y Soñando entre lineas. Y ya casi terminamos el reto :)



Año: 1998
Duración:120 min.
País: Italia
Director: Giuseppe Tornatore

"Aun me pregunto si hice lo que debía al abandonar esta ciudad flotante, y no lo digo solo por el trabajo, el caso es que, un amigo así,  un amigo de verdad, solo se encuentra una ves en la vida,  si decides abandonar el bamboleo del mar, si quieres sentir algo mas solido sobre los pies, entonces dejas de escuchar la música de los dioses a tu alrededor"

Así inicia esta película dirigida por Guiseppe Tornatore, con estas palabras Max el mejor amigo de Noveciento, hace resaltar la fuerte amistad entre los dos, además de hacer resaltar la música en la que giró su vida en los años que estuvo abordo del trasatlántico  llamado EL Virginian. Max es el narrador de la historia, es a través de este personaje que conocemos al protagonista de la historia.

Yo he leído el libro, este es escrito por Alessandro Baricco, para una obra de teatro, así que la forma de la narración, no es la misma a como estamos acostumbrados en otras novelas.

En resumen, Mil Novecientos (nombre del protagonista), comienza a tocar piano desde niño y sin recibir educación, era un talento nato, para que la historia se vuelva más increíble. El nació en el barco, fue abandonado  en un salón de la clase alta, me imagino que una mujer de la clase baja, lo dejo allí  para que alguna familia millonaria se lo llevara, sin embargo fue encontrado por un hombre que trabajaba donde echaban carbón. Este hombre es Danny Boodman, él cría al niño entre los ruidos de una incineradora y con el olor a carbón. Danny como era apasionado a los nombres, le pone a su hijo el nombre "Danny Boodman T.D. Lemon 1900" es su nombre completo y curioso, y le pone así porque nace en el año 1900, pero dejemos solo el nombre en "Novecientos". Luego que, Danny muere y deja a Novecientos otra vez huérfano y solo, de repente un día las personas del barco descubren su talento con el piano, dejando a todos anonadados, por su agilidad de hacer música.  

Novecientos crece en este barco y su talento y su agilidad de hacer música mucho más, con el tiempo conoce a Max un trompetista, digo un excelente trompetista, se vuelven amigos, y mientras se conocen, Max, hace todo lo posible por entender a este extraño personaje que nunca, pero que nunca a bajado del barco, y mientras lo va conociendo va entiendo mucho más su vida.  Sin embargo Noveciento conocia muchos lugares a través de los pasajeros.

 Es un nuevo siglo, el siglo XX. Novecientos, nunca se baja del barco, aun incluso cuando van a destruirlo: Su único amigo, el trompetista, quién implora, al final, que no dinamiten el barco, porque el artista se encuentra dentro del mismo. Pero aun así, el barco es destruido. En una de sus frases en el final de la película el dice:

 “La Tierra es un barco demasiado grande, una mujer demasiado hermosa, una música que no sé tocar”

El libro me gustó mucho, sin embargo queda muy corto, para todo lo que se podía decir de Noveciento. La pelicula tiene más contenido, así que lo considero buen film.

Lo que mas me gusto de la película es el duelo de pianos entre Novecientos y Jelly Roll Morton.
  

Critica:

Me encanta el tema de la película, me hace sumergir en el encantador viaje de la música, me hace entender porque Noveciento  nunca baja de un barco, los sentimientos del personaje son arrasador, su carácter sencillo, su creatividad, y la magia no se desvanece. Tiene un excelente reparto, bella música, y como es de esperarse un buen guión. Acepto que la película es un poco lenta, estoy segura que si el director hubiera cortado ciertas partes, hubiese quedado una película mucho mas emocionante.

Una película amena en la que vemos el mundo diferente a través de  Noveciento, donde vemos los sentimientos del personaje y su pasión por la música, vemos su soledad, su melancolía, sus miedos ante un mundo tan grande para un simple hombre. Tornatore consigue que sintamos algo por el personaje: creo que ternura y tristeza, admiración... Noveciento nunca baja del barco, no tuvo el valor de encarar la realidad, no tuvo el valor de tener una vida fuera del "virginia", prefirió vivir y sentir a través de otros. Aun cuando había guerra, Noveciento permaneció en un barco. Cuando el barco estaba obsoleto el permaneció escondido, solo y lo más triste "Sin su música".  Solo quedando en la mente de Max, los gratos recuerdos de una leyenda del océano.

Esta ha sido mi reseña del reto visionario, espero sus comentarios.



jueves, 18 de abril de 2013

PROSA AL DESIERTO

                                                   
         
***

Existe un desierto, donde la arena es cálida y los granos brillan con el sol,
en ese desierto se han contado muchas historias, en sus rocas reposan muchos recuerdos
que el viento no sabe borrar. Por más que sople el viento, por más vendavales
que se produzcan, las rocas quedan siempre grabadas. Y puede que pace miles de años
antes que la roca sea gastada.

Pero es muy duro vivir en el desierto, el sol es implacable, y lo único que quieres
es hallar un pozo para beber mucha agua y refrescarte; pero lo único que tienes es una pequeña
cantimplora de agua, que debes ahorrar para sobrevivir y si tienes suerte podrás conseguir una
pequeña sombra que te cobije de los rayos del sol.

De repente todo cambia, en el horizonte infinito se ve como se forman las palmeras
y se transforma en un verdadero oasis que te cubre de la frescura de sus cocos,
de su manantial increíble y te hace vibrar de felicidad. Un verdadero paraíso terrenal
donde el agua es tan cristalina y dulce. En este lugar se puede sentir el amor, ¿para que partir
a otro lugar si aquí se tiene todo? ¿El corazón puede explotar de tanta dicha?

Que crueles son los sueños y la fantasía, un espejismo, eso era todo.
¿Cómo pude engañarme con mis propia imaginación? Puedo ver mi sombra de frente y
me hace entender y confirmar que mis pies han vuelto a pisar tierra, hubiese querido no despertar,
pero vivir engañada tampoco era una buena opción. Pero la caída fue fuerte, volar tan alto me hizo
mucho daño. Ahora solamente debo seguir.

Mientras camino, se iluminan estrellas en el firmamento, aparecen una a una,
haciendo una fiesta en el cielo, es como si pudiera ver todas las galaxias,
que maravillosa creación de Dios, esto no me lo imagino, es la realidad,
me sobrepongo de mi tristeza, con este paisaje no queda más que sonreír,
mientras tanto sigo caminando contemplando un hermoso final.


De: Helen Hernández, 2013


  
        

martes, 2 de abril de 2013

NUESTRO AMADO ENEMIGO



Nuestro amado enemigo, así llamaron a Rubén Darío, este hombre que se convirtió en el representante del modernismo con su obra inaugural "Azul". El que fue llamado el príncipe de las letras castellanas.

Pero por qué escritores como Pablo Antonio Cuadra, José Coronel Urtecho, Joaquín Pasos, Manuel Cuadra y otros, llamaron así a este poeta. La razón es simple, ellos querían liberar la cantidad de reglas que ya estaban en movimientos anteriores, por eso decían que la única regla del vanguardismo era, no respetar ninguna regla. Los poetas vanguardista toman como punto de referencia a Rubén Darío pero no para continuar con la imitación de que era victima por poetas anteriores a él, sino para renovar la poesía que Rubén Darío había encaminado en su obra Cantos de vida y esperanza. 

Los vanguardista querían hacer una nueva poesía, quitando símbolos incensarios que Rubén Darío utilizaba mucho. Ellos querían una poesía sencilla, con elementos de nuestro paisaje, costumbres y tradición nacional, ya que consideraban la poesía de Darío tenía demasiado extranjerismo, con estilos a lo París. Los vanguardistas se consideraban nacionalista, de lo contrario de lo que creían de Rubén Darío.

José coronel Urtecho expuso sus razones por la cual había que darle un giro a la poesía:


“no existe un ambiente de cultura nicaragüense, es decir una cultura 
como fenómeno colectivo. En la confusa mentalidad del nicaragüense 
se encuentran restos fríos de la cultura tradicional que se disuelve 
junto a creencias, normas y costumbres extranjeras, especialmente 
importadas del ambiente popular yankee, producido especialmente en 
Estados Unidos por medio de métodos propagandísticos con 
propósitos comerciales”.



Entre lo que rechazaban los vanguardista era esto:  

  • La copia.
  • La retórica.
  • Las reglas.
  • El academicismo.
  • El purismo lingüístico.
  • Las ojeras y crepúsculos.
  •  Los muertos que escriben a los muertos.
Ellos promovían:

  • La originalidad.
  • La creación.
  • La obra nueva que dicta sus propias leyes.
  • La intención lingüística.
  • La mala palabra.
  • La poesía joven y alegre.
  •  El amanecer de una literatura nacional.





Entiendo que los vanguardistas querían rescatar la cultura de Nicaragua y lo reflejaban al combatir el espíritu burgués con sus poemas, notas, artículos, manifiestos, cuentos o dibujos. 

Y me parece bien este movimiento, pero es necesario denigrar el trabajo de otros poetas porque su estilo no es el que ellos esperaban. De todas formas si los vanguardista llamaban el amado enemigo, es porque a pesar de no estar de acuerdo a su estilo, lo admiraban. 

Lo que yo creo de verdad es esto:
No se nada de poesía ya tal vez nunca sepa nada de poesía, pero aunque los vanguardistas hayan hecho una revolución y hayan renovado la poesía, esto no significa que hayan borrado  la poesía de Rubén, solo hicieron otro movimiento diferente. Mi intensión no es de defender la poesía dariana, sino de expresar que cada persona escribe lo que siente, lo que lo inspira, lo que ve, un escritor es eso, un escritor nada más, es la persona que hace que nos emocionemos con lo que escribe, que nos hace soñar y trasladarnos a otro mundo, es leer y sentir la alegría y el dolor, y el odio y el amor. 

No importa que estilo tenga, no importa si hace poemas de su país o no. Los vanguardista no son los que dicen que no hay reglas, entonces dejemos que cada escritor nos emocione con sus escritos sin importar que tenga o no tenga una métrica definida, sin importar que sea o no sea una persona buena en español, ¿un poeta reconocido vale más que un poeta que escribió algo en la clase de español?. ¿me pueden definir que es un poeta? hay poetas que hacen poesía sin tener que saber escribir. 

En la poesía siempre habrán criticas, pero creo que cada persona debe tener la libertad de ser poeta y nada más. De alguna forma todos somos poetas, la diferencia es que otros tienen la agilidad de expresarlo o escribirlo, otros como yo solo de pensarlo.