martes, 28 de junio de 2016

Cuento: Infarto

Imagen de: https://prezi.com/kwhem3neqfbd/electrocardiograma/

Relato
Título: Infarto
Helen Judith Hernández Blandón

Estaba conduciendo, era una noche muy oscura en esa carretera, no había luna y se podía divisar algunos árboles tétricos  a los lejos. Mi casa quedaba  a 15 km de mi trabajo, era un viaje de todos los días. Por fin llegué a mi casa, me senté y prendí la televisión. Estaba sintiendo cierta paranoia, veía sombras que se movían en la sala, pero solo eran producidas a causa de las cortinas que volaban con el viento helado.

Había tenido una semana muy mala. Ya se había hecho habitual las discusiones con mi esposa acerca del encierro en que ella se sentía estando en una casa muy grande, completamente sola, sin vecinos alrededor. Ella me decía que estaba volviéndose loca, y puede ser cierto ya que la semana pasada me tiró un florero y casi me lo revienta en la cabeza. Y más de una vez, vi en sus ojos la rabia que le producía verme.

En la televisión estaban pasando la historia escalofriante de una mujer que mató a toda su familia con un cuchillo de carnicero de forma muy cruel y sádica. No podía sacarme las imágenes de mi cabeza.

En cuestión de segundo volteé mi cabeza, solo vi la parte posterior del tronco de una mujer con un cuchillo en su mano derecha. Mi corazón sintió un fuerte jincón y un dolor agudo. Ya no pude hablar. Solo escuché una voz que me dijo. — cálmate solo estaba cocinando.

viernes, 24 de junio de 2016

Frases de la semana: El club de la pelea

Las frases de la semana con el club de la pelea, un film acerca de la vida, que golpea tu psicología y que manda un mensaje directo a la gente de nuestros tiempos. Un final inesperado con personajes que muestran la realidad a como es, sin esperar un final triste o feliz. Solo mostrar "Un Final", "Un nuevo inicio" y  de "hacer algo".
Espero las disfruten y puedan comentar si hay alguna frase que les haya interesado, hasta la próxima semana con nuevas frases.

Frases del club de la pelea
1999


Sólo cuando perdemos todo, somos libres de hacer lo que queramos.


Con el insomnio, nada es real. Todo está muy lejos. Todo es una copia de una copia de otra copia.


Perdido en el olvido. Oscuro, silencioso y completo. Hallé la libertad.


Perder toda esperanza fue la libertad.


Los bebés no duermen tan bien.


No estaba muriendo en realidad. No tenía cáncer ni parásitos. Era el centro cálido alrededor del cual estaba la vida de este mundo.


Moría cada noche. Y cada noche volvía a nacer. Resucitaba.


Marla, la gran turista. Su mentira reflejaba la mía.


Cuando tienes insomnio, nunca estás despierto de verdad.


Si tuviera un tumor, lo llamaría Marla. Marla. El raspón en el paladar que se curaría si dejaras de tocarlo con la lengua, pero no puedes.


Cuando la gente cree que está muriendo, te escucha en lugar de esperar su turno para hablar.


La filosofía de vida de Marla era que podía morir en cualquier momento. Decía que la tragedia era que no moría.


Así es tu vida, y se está acabando un minuto a la vez.


Si te despiertas a una hora diferente, en un lugar distinto, ¿eres una persona diferente al despertar?


El seguro de vida, paga el triple si mueres en un viaje de negocios.


- ¿Sabes por qué ponen máscaras de oxígeno en los aviones?

- Para que puedas respirar.

- El oxígeno te droga. En una emergencia catastrófica, das grandes inhalaciones de pánico. De pronto, estás eufórico, dócil. Aceptas tu destino.


Deja de ser perfecto. Evolucionemos. Que las astillas caigan donde puedan.


No quiero morir sin cicatrices.


Después de pelear, el volumen del resto de tu vida bajaba. Podías enfrentar cualquier cosa.


Somos una generación de hombres creados por mujeres. Me pregunto si lo que necesitamos realmente es otra mujer.


La eficiencia es la prioridad principal. Porque el desperdicio es un ladrón.


Allí estabas más vivo que en cualquier otra parte. Pero el Club de la Pelea sólo existe entre las horas en que comienza y termina.


Me daban pena los hombres de los gimnasios, intentando verse como indicaban Calvin Klein o Tommy Hilfiger.


Lo importante en el club no era ganar o perder. Tampoco las palabras.


Cuando acababa la pelea no se había resuelto nada. Pero nada importaba. Después, todos nos sentíamos salvados.


Los flacos pelean hasta que los acaban.


Si me duermo, me moriré. Tendrás que mantenerme despierta toda la noche.


La publicidad nos hace codiciar autos y ropa. Trabajos odiosos para comprar cosas que no necesitamos.


Nuestra guerra espiritual. Nuestra gran depresión son nuestras vidas.


La mayoría de la gente normal hace lo que sea para evitar una pelea.


Tú no eres tu trabajo. No eres cuánto dinero tienes en el banco. No eres el auto que conduces. No eres el contenido de tu billetera. No eres tus malditos pantalones. Eres la mierda obediente del mundo.


Pasa todos los días. La gente habla sola. Se imagina cómo le gusta ser. Pero ellos no tienen el valor que tuviste tú para ponerlo en práctica.

martes, 21 de junio de 2016

Cuento: La caida de una actriz

Hola Blogueros, aqui compartiendo un cuento, utilizando esta vez la técnica POP, es decir selecciono un personaje popular y que muchas personas conozcan y lo utilizo para hacer un cuento.

Foto extraida de ipernity.com


Título: La caída de una actriz.
Cuento
Helen J. Hernández Blandón

¿Qué tal así?… ­— “Deme una limosnita por el amor de Dios”.
—¡No, no y no! Paulita nadie se va a creer esa actuación tan mediocre. — Tienes que sentirlo, tienes que llorar, tiene que salir todas tus emociones. La gente tiene que ver todo tu dolor y sufrimiento.
— Para usted es fácil, es  Julia Roberts, la que un día fue una gran actriz.
—¡Un momento! ¿Cómo la que un día fue?, Soy una gran actriz, que ya no tenga dinero y que sea  una vieja de 80 años, es otra cosa muy diferente. Despreciada por Hollywood, reemplazada por actrices más jóvenes. ¡Yo! que lo tenía todo, era poderosa, no me preocupa por un peso, que compraba rolex, diamantes de millones de dólares, que tenía acciones en B2gold, Coca-Cola, Monsanto, y otras transnacionales importantes. No me preocupaba  el derroche.
—Ehhh, esa fue una de sus actuaciones. ¿Verdad?
—No Paulita, ¡eso fue de verdad!
—Ese es el problema con usted  Julia. No sé cuándo está hablando en serio.
—Paulita, no me enojés. Mejor andá, conseguí prestado el niño de la vecina, para que nos den más reales cuando vallamos a pedir.

viernes, 17 de junio de 2016

Frases de la semana

He terminado el libro del Ingenioso Oscar Wilde llamado La importancia de llamarse Ernesto. Una comedia de teatro. En este escrito Wilde describe a personajes de clase alta en que vivían de las apariencias y de una falsa seriedad, pero que descubrimos que estos "perfectos" personajes tienen secretos. Si estos secretos se descubrían podían dañar la reputación de alguien. Wilde, se burla criticando lo absurdo de estas frivolidades y falsedad que era la sociedad de su tiempo.

Imagen tomada del libro: La importancia de llamarse Ernesto

Aquí les dejo con alguna de sus frases

"¡El placer, sólo el placer! ¿Hay otra cosa que mueva a la gente?"

"De veras que no veo nada romántico en declararse. Estar enamorado es muy romántico. Pero no hay nada romántico en una declaración en toda regla. Sobre todo porque puede ser aceptada. Con lo que la emoción desaparece por completo. La esencia del romanticismo es la incertidumbre. Si me caso alguna vez, haré todo lo posible por olvidarlo."
"La ignorancia es como un fruto delicado y exótico; lo tocas y se estropea."

"Hay gente a la que no se le deben contar ciertas cosas. La vida es una cuestión de tacto."

"No creo que me gustase atrapar a ningún hombre sensato. No sabría de qué hablar con él."

"Lo que nos parecen tragos amargos son a menudo bendiciones disfrazadas."

"El corazón posee cierta sabiduría tan efectiva como la de la cabeza."

“No hay nada que irrite más a la gente que el que no la inviten”

“Tres son compañía, dos son soledad en la vida matrimonial”

“El cinismo está tan extendido que cuesta muchísimo destacar”

“Detesto a la gente que no se toma la comida en serio, es un exceso de frivolidad insoportable”

“La educación de la clase baja es un grave problema para la clase alta”

“La discusión es el fundamento de todas las cosas"

-La memoria mi querida Cecily, es el diario que todos llevamos con nosotros

"Es terrible para un hombre darse cuenta de repente de que ha estado toda su vida diciendo nada más que la verdad"

"Hablando con franqueza: yo no soy partidaria de las relaciones largas. Dan ocasión a que los novios se conozcan demasiado bien antes de casarse, cosa que nunca es prudente"

"Yo siempre he sido, de opinión de que un hombre que piensa en casarse debería conocerlo todo, o nada"

"Es absurdo seguir una regla a rajatabla sobre lo que se debe o no se debe leer. Más de la mitad de la cultura moderna depende de lo que uno no debería leer"



martes, 14 de junio de 2016

Relato: Poseidos

Sin falta, les publico el siguiente relato llamado Poseídos. Tratando de utilizar las diferentes técnicas que aprendí. Espero les agrade.



Título: Poseídos
Relato
Helen J. Hernández B.


Estaba ansiosa en llegar lo más pronto a mi casa, el ritmo de mis pasos me delataba, la temperatura del día ya había llegado a los 39 grados. Las calles estaban vacías y polvorientas, todos estaban en sus casas calmando la sed y el calor, solo se veían algunos estudiantes que acababan de salir de la escuela. Al dar vuelta en una de las esquinas escuché la algarabía de ciertos jóvenes. Al inicio no me pareció nada extraño, muchos jóvenes a esa edad les encanta hacer relajo mientras hablan. Pero fue el susto que me llevé, cuando vi a una de las jóvenes propinándole una patada a otra de sus compañeras, la otra correspondiendo lanzó toda la furia de sus uñas en el rostro de la primera en venganza. Mientras ellas se jaloneaban los cabellos, sus compañeros de clases les motivaban a seguir luchando como perros de pelea.

Fue cuestión de segundos cuando la calle estaba repleta de espectadores que no hacían nada para detener la pelea, las jóvenes se habían convertido en gladiadores para diversión de los demás. Ya no importaba el calor. La gente estaba tan aglomerada haciendo un gran muro alrededor.  Mientras el terrible espectáculo continuaba, pedí a dos personas que teníamos que parar esta discusión, mientras apenas se movían, algunas personas sacaron sus celulares para llamar a la policía o tal vez no. Fue sorprendente como la mayoría de las personas apuntaban con sus cámaras de celulares para grabar el aberrante hecho. Seguramente para sacar las imágenes en algún canal de televisión amarillista, o publicarlo sin remordimiento en  youtube o redes sociales.

Mientras me acercaba, mi voz apenas se oía, parecía estar pasando por aquellas pesadillas en las que uno quiere gritar pero solo enmudecía, solo se escuchaba una gran turba vulgareando al mismo tiempo.  Era una verdadera histeria colectiva.

— Señora no nos deja ver. — Escuche atrás mío unas voces chillonas.
Mi decepción ya no fue en atestiguar una pelea absurda entre dos jovencitas que apenas conocen sobre la vida, sino el montón de personas morbosas y sádicas riéndose como unos verdaderos endemoniados.

La pelea terminó cuando uno de los padres de las jóvenes detuvo la vergonzosa escena. ¿Resultado? Graves moretones, caras ensangrentadas por los fuertes aruños y un uniforme escolar gris por todo el polvo en que ellas  se habían revolcado. Y así como había aparecido la gente, en un cerrar de ojos todos desaparecieron.


Solo escuché a alguien que dijo: — ¡Fue divertido! — Si — dije — hasta que le ocurre a alguno de nuestros hijos.

viernes, 10 de junio de 2016

Frases de la semana con Rush

 He recopilado las frases con respecto a una película  llamada RUSH, pasión y Gloria. Una película que nos muestra el vivir de los pilotos de formula 1. Un film de rivalidad, gloría y riesgo.


Veinticinco pilotos inician cada temporada en Fórmula 1 y cada año, dos mueren. ¿Qué clase de persona tiene un trabajo así? No la gente normal, seguro. Los rebeldes... los lunáticos... los soñadores. Gente desesperada por dejar huella y dispuesta a morir en el intento.

Tengo una teoría sobre el gusto de las mujeres por los pilotos. No es porque respeten lo que hacemos... conducir dando vueltas y vueltas en círculos. A la mayoría les parece patético y tal vez tengan razón. Es nuestra cercanía con la muerte. Entre más cerca estés de ella, más vivo te sientes. Más vivo estás. Y ellas perciben eso en ti.

Nunca lo habrían imaginado los pioneros que inventaron el automóvil que nos poseería así, nuestra imaginación, nuestros sueños.

A los hombres nos gustan las mujeres pero aún más que eso ¡los hombres amamos los autos!

Las carreras son para playboys y diletantes. Para amateurs frívolos sin nada en la cabeza. El apellido Lauda es de políticos y economistas, para las primeras planas.



Las únicas criaturas que he amado o que he tratado con honor son los periquitos. En cualquier área de la vida, sería, soy un verdadero estorbo.



Cuando empezó la temporada, la gente se preguntaba si Lord Hesketh y su equipo de entusiastas de clase alta le traerían glamour a la comunidad automovilística o solo comedia.

Ciertamente, es la primera vez que se ve a un mayordomo servir ostras y caviar en los pits. Pero han tenido un gran impacto.

Personalmente, siempre he creído en llegar... pisar el acelerador y retar a todos a moverse primero. Pero no quieren eso... quieren mi cuerpo como un templo y mi mente como un monje.

  ¿Qué hay de tu alma, de tu corazón?

Da las vueltas como loco y la distribución del peso es un desastre. Increíble, todas estas instalaciones y hacen una porquería como esta.

Dios me dio una mente buena pero un excelente trasero que siente todo en un auto.


Para ser campeón se necesita más que solo ser rápido. Es todo el paquete. Tú solo eres un corcel y un fiestero. Por eso les agradas a todos.

Todo ese cariño, todas esas sonrisas son señales de falta de respeto. No te temen. Mientras que a mí.

No busques normalidad en hombres dispuestos a matarse conduciendo en círculos.


Mi esposa se encontró un nuevo promotor... digo, amante, que la hace feliz. Y el Sr. Burton, una forma de sentirse joven otra vez que lo hace feliz. Ojalá tenga bolsillos grandes. Los necesitará. Y yo hallé la manera de tener una ex esposa sin gastar un centavo, que tiene que ser una de mis mayores victorias.

La felicidad es el enemigo. Te debilita. Te hace dudar. De pronto, tienes algo que perder. Cuando crees que la felicidad es el enemigo ya es muy tarde. Ya lo has perdido todo.

Sí, claro que estoy asustado y ustedes también. Acepto que cada vez que subo a mi auto existe un 20% de probabilidad de que muera, y vivo con eso pero ni uno por ciento más.

¿Sabes, Niki? De vez en cuando sirve que le agrades a la gente.

No es tan fácil convertirse en campeón. Hay que creérselo para hacerlo posible.

No gané lo más grande de mi vida para regresar a trabajar.

Parte de la vida debe ser para el placer. ¿Qué caso tiene tener miles de trofeos, medallas y aviones si no te diviertes? ¿Cómo puede ser eso "ganar"?


Te ves bien, Niki. Eres el único que se quemó el rostro y le quedó mejor.

Para James un título mundial era suficiente. Había demostrado
lo que tenía que demostrar a sí mismo y a todo aquel que dudaba de él.


Cuando lo vi en Londres siete años después, yo como campeón de nuevo, él como comentarista, iba descalzo en una bicicleta, con un neumático pinchado. Seguía viviendo cada día como si fuera el último.

Cuando supe que murió a los 45, de un paro cardíaco no me sorprendió, solo me entristeció. La gente siempre piensa que éramos rivales pero él era de los pocos que me agradaban y de los muy pocos que respetaba. Sigue siendo la única persona que envidié.

miércoles, 8 de junio de 2016

Microcuentos: Facciones perdidas


Estimados blogueros y visitantes
Como la semana pasada he publicado las frases de Oscar Wilde en su libro El retrato de Dorian Gray, el día de hoy les comparto dos microcuentos acerca de la misma novela.
Se llaman microcuentos porque tienen una narración muy breve, normalmente esta clase de estilos tienen: ironía, humor o ingenio. Es también una subversión de la historia, en este caso una subversión literaria tomada de la novela de Oscar Wilde y del cuento de Blanca Nieves.
Disfrútenlos.


Imagen tomada de la pelicula: Dorian Gray

Técnica: Microcuento
Escrito: Helen Hernández B.

Cuento 1
Título: Facciones perdidas
Mientras el hijo de Dorian Gray se miraba en el espejo, Dorian gray ya no se miraba.

Cuento 2
Título: Facciones perdidas 2
—Espejito, espejito — Decía Dorian Gray— ¿Quién es el más bonito?

—Tu retrato.


*****
Hasta la próxima semana con otro cuento. 

jueves, 2 de junio de 2016

Microrrelato: Camino incierto

Hola blogueros!
Les comparto mi segundo escrito. Es un relato que utiliza las técnicas de planos cinematográficos.
Espero les agrade mucho.





Título: Camino incierto
Microrrelato 2
Helen J. Hernández B.
Mis pies apenas se arrastraban, mis zapatos estaban gastados, mis agujetas desatadas, apunto que mi dedo gordo se saliera.
Mis labios estaban partidos, ensangrentados, mi saliva ya no existía. Comía polvo. Mientras mis pulmones me ardían, una de mis manos sostenía mi pulmón izquierdo que ya parecía un globo desinflado.
Había llegado hasta el límite, no recordaba ni que estaba buscando. Y entre aquel atardecer que avisaba mi muerte, me desplomé.

Cuando mis ojos apenas se abrieron lo primero que vi fue el techo con unas grandes manchas amarillentas, la pintura  desgastada y algunas moscas que pasaban en frente de mi nariz.
Apareció frente a mí, el rostro de una mujer mayor, con los ojos rojos y el cabello despeinado. Abrió bien mis ojos y los quedó examinando, luego acomodó la bolsa de suero que tenía a mi lado.
— Niño, niño, ¿Tiene familia? 
 Esas palabras hicieron que mi corazón latiera de forma acelerada, volvieron recuerdos a mi cabeza, agarré el brazo de la mujer casi clavándole mis uñas y viéndola a los ojos le dije: — No tengo. ¡Pero no llame a mi padre!